DEJAR LOS ANTIRRETROVIRALES

Una de las preocupaciones de mucha gente que toma antivirales e intuye que no les hacen bien, o simplemente desearían dejarlos pero tienen miedo, es la cuestión de cómo dejarlos.
La idea al inaugurar este foro es, por un lado aportar una serie de ideas que puedan ser útiles a la hora de tomar la decisión de dejarlos y, por otro lado, animar a todas aquellas personas que los han tomado durante años y se encuentran bien tras haberlos abandonado, a que expongan su experiencia a los demás, lo que supone una ayuda inestimable para eliminar el miedo a dejarlos de aquellas personas que lo tienen.
El mejor especialista de algo es aquella persona que pasó por esa situación y la superó, y no las personas que solo tienen un conocimiento académico de las cosas.
Os animo pues a participar.
Como este foro estoy seguro de que será de gran ayuda y utilidad para mucha gente, os animo a todos, tanto a aquellas personas que desean dejarlos, como a aquellos que los han dejado, a que participéis. Si véis que es necesario usar un seudónimo, un nombre ficticio, hacedlo, pero por favor, participar, será de gran ayuda para vosotros mismos y para los demás.
En próximas intervenciones pienso aportar una serie de sugerencias sobre el tema, pero prefiero hacerlas sobre la marcha.
De entrada, incluyo la pauta, avalada por años, con las recomendaciones que algunos hacemos a las personas que desean dejar los arvs tras años de uso.

 

--------------------------------------

 

EN ARCHIVOS ADJUNTOS:

 

Algunos aspectos que debes conocer sobre el abandono de la medicación

Aclaraci%C3%B3n%20sobre%20algunos%20aspectos%20sobre%20el%20abandono%20de%20la%20medicaci%C3%B3n.odt

 

Errores frecuentes al abandonar la medicación

Errores%20m%C3%A1s%20frecuentes%20al%20dejar%20los%20arvs.doc

 

Pauta general para las personas que desean abandonar los antivirales tras años de uso

Consejos%20para%20quienes%20dejan%20los%20arvs.doc

 

 

¡Tienes que ser miembro de superandoelsida3 para agregar comentarios!

Join superandoelsida3

Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  • Hola a todos , después de casi 6 años de dejar los arvs debo decir que empeze con un síntoma raro,empeze a perder el apetito la comida me daba asco,posterior a eso me cayó una neumonia atípica de la cual salí sin problemas a los tres dias de haber estado hospitalizado, me cayó ahora una mononeuropatia más pie caído y perdí fuerza y sensibilidad en varias partes del cuerpo no dejándome hacer mi vida normal, la infectolaga a la cual siempre he asistido haciendole creer que me tomo las pastillas me dijo q estaba en la última etapa del VIH  y que la mononeuropatia me vino porque el VIH a dañado mis nervios y ahora me harán un examen para ver si el citomegalovirus es el responsable de la hemorragia oculta que tengo,tengo dudas y estoy realmente abrumado por esto y ya no se que creer, les contaré cómo me va con los exámenes,un abrazo a todos.

    • Mis sugerencias con respecto a los problemas de salud que tienes en estos momentos (lo que yo haría si me viera aquejado por ellos), son las siguientes:

       

      - Omega 3 en buena cantidad, para ello usaría la llamada crema Budwig, añadiendo 3 perlas diarias de aceite de salmón o bien 3 perlas diarias de omega 3 (en herbolarios o tiendas naturistas). La crema Budwig es sencilla de hacer y barata (su fórmula se explica, junto a otras recomendaciones nutricionales de interés, en el archivo del enlace https://superandoelsida3.ning.com/group/labuenaalimentacin/forum/topics/como-aumentar-las-defensas-con). Esto lo mantendría unos meses al menos. Los omega 3 son indispensables ni sólo para la inmunidad sino que son imprescindibles para el tejido cerebral, son necesarios por ejemplo, para formar la vaina que recubre los nervios.

       

      - Vitaminas del complejo B, indispensables en la reparación del tejido nervioso, hay muchas marcas, una que yo he usado es el Vitamin B100 Complex de la casa Lamberts. Se toma una al día, antes de la comida, dos meses, o más dependiendo de cómo vayas. Para conseguirlo, se vende en tiendas o herbolarios, si no lo tienen y los de esas tiendas no te lo pueden pedir a la casa, puedes usar el buscador Google y ver donde lo venden.

       

      - Empezaría a consumir kefir a diario, una especie de yogurt, que al menos aquí en España se encuentra en casi todos los supermercados. El kefir es una de los mejores alimentos para el intestino y ayuda en todo tipo de problemas intestinales, sea colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o cualquier otra causa, incluso problemas de índole infecciosa.

       

      - Por último, no tiene sentido intentar tratar unos problemas, cuya causa más que evidente es un sistema de vida bastante desastroso desde el punto de vista de la salud, si uno persiste con los mismos hábitos. Debes mirar qué es lo que metes al cuerpo, en especial mejorar tu alimentación, la cual tiene que ser bastante deficiente por lo que se ve. Así que me remito de nuevo a los consejos nutricionales del artículo que mencioné más arriba.

       

      Y no dudes que si pones un poco de tu parte saldrás de estos problemas de la misma forma que saliste de otros (incluso peores que este). Un abrazo.

      ¿Cómo aumentar las defensas con la alimentación? La crema Budwig y algunos consejos útiles sobre nu…
      Algunas ideas útiles con respecto a la alimentación: Los cambios en la alimentación no son fáciles, pero son esenciales si queremos mantener o recup…
    •  

      Para entender un poco tu caso, Mike, es preciso que conozcamos algo de tus antecedentes médicos, cosa que no resulta nada complicada pues tú mismo hiciste un extenso relato, que publicaste en cinco partes, el 25 de septiembre de 2020, en el espacio de Testimonios de Superación, pudiéndose leer tu narración completa en el enlace https://superandoelsida3.ning.com/pages/testimonios-de-superaci-n#, todo ello en la página 3 (esos numeritos en rojo situados en la parte inferior de ese espacio cuyo enlace se adjunta).

       

      Cualquiera que lea lo que publicaste en el espacio de Testimonios de superación se podrá dar una idea de las situaciones verdaderamente graves y difíciles por las que pasaste desde 2017, en especial los dos primeros años: pérdida de apetito, cándidas, diarrea fulminante que duró 3 meses, antibióticos por un tubo, pérdida de 25 kilos...Bien, vas al médico y, entre las analíticas que te hacen, el test de vih, que resulta positivo. Algo contradictorio para ti, pues no perteneces a “grupos de riesgo” y tu mujer resulta además negativa 3 veces en el test de vih, lo que te lleva a pensar...

      En ese momento te negaste a tomar el tratamiento a pesar de la insistencia de los médicos, pero llegado un momento la diarrea empeoró, de tal forma que tuvieron que operarte de urgencia y te sacaron metro y medio de intestino...siguieron complicaciones en la operación, septicemia (infección de la sangre), cuatro días en coma…

       

      Pero te recuperaste rápido, una de las cosas más desagradables y difíciles de soportar (para ti y para cualquiera), fue la ileostomía que tuviste que soportar durante dos años (para el que no sepa lo que es y lo que supone, sólo decir que consiste en que uno no puede hacer de vientre por la vía normal, las heces van de los intestinos a una bolsa a través de un conducto que atraviesa la pared abdominal, algo nada agradable y nada fácil de soportar).

      Resultó también que, para volverte a operar para cerrar ese conducto, los médicos exigieron que tomaras la medicación antiviral, cosa que no te quedó otro remedio que hacer durante dos años, del 2017 al 2019, luego los dejaste (en noviembre de 2019, y lo hiciste de golpe (por lo tanto no llevas 6 años sin arvs como dijiste, sino 3, en fin, un lapsus).

       

      A mí me parecen muy interesantes las reflexiones que hiciste, a la hora de buscar una explicación a todas estas cosas.. Copio aquí textualmente algunos párrafos de lo que escribiste en su día (están en mayúsculas pues así escribiste tú en su día en Testimonios de Superación): ....EN AQUEL ENTONCES AMIGO YO LLEBABA UN ALCOHOLISMO DE MÁS DE 25 AÑOS, TABAQUISMO EXTREMO Y COCAINA, ESTE ÚLTIMO LA COCAINA NUNCA SE LOS DIJE A LOS MÉDICOS Y A MI FAMILIA CUANDO ME PREGUNTARON VICIOS, SUMADO HA ESTO TODO EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD QUE ESTÁ....CUANDO ESTABA EN LA COCAINA NO COMÍA NADA, LLEGABA A MI TRABAJA Y CONSUMÍA TODOS LOS DÍAS Y COMÍA MUY POCO CASI NADA, MÁS ENCIMA CUANDO LLEGABA A LA CASA ME TOMABA ALCOHOL, ESE ES EL PORQUE DE MI PERDÍA DE PESO, PORQUE ALGUIEN QUE NO COME ADELGAZA....ME DEDICABA A PURO CONSUMIR TODOS LO DIAS Y TOMAR ALCOHOL, POR ESO APARECIÓ LA CÁNDIDA PORQUE EFECTIVAMENTE ESTABA DEVIL, MÁS ENCIMA CUANDO EMPEZE CON LOS SINTOMAS ( CÁNDIDA Y DIARREA) JAMÁS PARE EL CONSUMO DE ALCOHOL, SI NO QUE MÁS SE AGUDIZÓ, IGUAL QUE LAS DROGAS, ESO FUE LO QUE ME TIRO PARA ABAJO EN 3 MESES Y NUNCA FUI AL MÉDICO EXCEPTO CUANDO YA ESTÁ TAN MAL QUE NO ME QUEDÓ OTRA, Y DESPUÉS VINO LA CIRUJIA, EL MAL VIVIR, LOS VICIOS, DORMIR POCO, LA COCAINA, EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD CASI ME. MATAN….

       

      Bien, una vez conocidos estos antecedentes de tu pasado reciente, que son bien significativos, vamos a tu comentario actual: Dices que “después de casi 6 años de dejar los arvs (no son 6 sino 3, según tus propias palabras pues dijiiste que los dejaste en noviembre del 2019), empezaste con un síntoma raro, empezaste a perder el apetito, la comida te daba asco, posterior a eso te cayó una neumonia atípica de la cual saliste sin problemas a los tres dias de haber estado hospitalizado”...Veamos, ¿Un síntoma raro perder el apetito y que la comida te daba asco? ¿Tan raro es ese síntoma?, ¿Nunca lo tuviste antes? Si mal no recuerdo y según tú comentaste en el 2020, así comenzó toda la historia, con una pérdida de apetito...luego cándidas...luego diarrea…

      Dices también que “posterior a eso te cayó una neumonía, que te tuvo 3 días hospitalizado”. A mí me choca un poco eso de “me cayó”, porque a uno le puede caer encima...yo qué sé, un ladrillo, la rama de un árbol o incluso una catástrofe cósmica inevitable, pero ¿Una neumonía? Y digo esto porque una neumonía no se presenta así como así, quiero decir que para tener una neumonía de alguna forma uno debe “trabajar” algo para tenerla (y lo mismo digo de la neuropatía, o los mismos problemas intestinales), es decir, ese debilitamiento del organismo que facilita que la neumonía, o cualquier otro problema,se presente, debe tener unas causas, causas que tú debes conocer mejor que nadie.

       

      Así que, independientemente de las alternativas que algunos te podamos sugerir para los problemas concretos como la neuropatía o los mismos problemas intestinales, es muy importante que seas sincero (como lo fuíste hace ahora dos años, cuando nos comentaste tu caso en el espacio de testimonios) y revises qué es lo que pasó en las semanas o meses previos a que empezaran los problemas, que empezaron con la pérdida de apetito y luego con la neumonía atípica y demás. Es importante que veas qué pasó además de la falta de apetito (que ya explica algo las cosas pero tiene que haber más), cómo descansabas, si hubo un exceso de actividad, o excesiva preocupación por algo o por alguien, sustancias de las que pudieras haber abusado (tú mismo nos contaste de tus problemas con alcohol y cocaína en el pasado)...No hace falta que nos lo cuentes si no quieres, es suficiente con que lo sepas tú (tampoco habría mayores problemas porque tu verdadera identidad nadie la conoce aquí).

       

      En cuanto a las explicaciones que los médicos dan a todo esto, que si el vih, que si todo es por no tomar unos fármacos (que no tienen estudios sobre si son o no mejores que no tomar nada)...y patatín y patatán... no voya repetir ahora lo mismo de siempre.

       

      Y aquí lo dejo, pues es muy tarde aquí en estos momentos. Mañana continuaré con algunas sugerencias acerca de lo que, en mi modesta opinión, sería conveniente hacer o no hacer con respecto a esos problemas concretos que tienes.

      Testimonios de superación
      ESTE ESPACIO ESTÁ DESTINADO PARA QUE LAS PERSONAS ETIQUETADAS POR LOS MÉDICOS COMO SEROPOSITIVAS, SALVAGUARDANDO SU ANONIMATO, EXPONGAN SU EXPERIENCI…
      • Hola ,los arvs los dejé de golpe el 2018 efectivamente hubo un error y para ser bien sincero con todo lo que me respondió es efectivo ,deje los arvs y empecé a llevar una vida desordenada con el alcohol,volví a mis vicios mucho alcohol y cigarro pero jamás cocaína, y empecé a tener diarrea cada ves que despertabs al día siguiente que me duraba 2 o 3 días, y siempre no me daban ganas de comer en esos días producto de la fiesta, empecé a ver qué cada ves que tomaba alcohol hasta las 5 o 6 de la mañana al día siguiente junto con la diarrea no me daban ganas de comer por lo menos 3 días ,(no sé si el tema de la diarrea será por la reconstrucción intestinal que tuve que hizo que mi intestino no fuera el mismo) el tema es que seguía tomando derpente hasta en la semana pero no en gran cantidad y me pasaba eso que no podía comer hasta que llegó un punto que esa sensación de no poder comer me estaba pasando ya sobrio y no tomando y todos los días hasta que llegó un punto que no estaba comiendo casi nada y baje mucho de peso y empecé a sentirme débil y cansado mas el stress emocional que tengo, también empecé a notar unas cositas blancas en mi garganta que las podía remover o limpiar con agua yo dije es candidiasis,pero la candiasis que me dió hace años atrás cuando estuve mal no las podía remover por más que trataba de sacarlas y estaban hasta en mi esófago en cambio estás no solo en la garganta y salían con agua,no sé si está restos de comida pero no lo se,luego empezó la tos que no me paraba y apareció la neuropatía y por eso fui al hospital donde me detectaron neumonía,es necesario decir que todas las neumonía por VIH estaban negativas, fueron 3 las que ví de las cuales el nombre de una era neumocistitis o algo así , todas negativas, otros exámenes para ver bacterias oportunistas todas negativa,micobacterium avium y tuberculosis negativos,y en 3 días me dieron de alta,debo decir que mi última fiesta de alcoholismo que tome 3 días seguidos fue en septiembre de este año en las fiestas patrias y dónde ya tenis neuropatía y después de eso no tome más porque fui al médico particular y me dieron ese diagnóstico,hasta la fecha no he tomado nada y debo decir que las ganas de comer me volvieron después de casi 4 meses de no poder comer,ahora como de todo y con muchas ganas puede ser que eso haya ocurrido dónde no tomo hace bastante ya , que paso después me llamaron del hospital porque dijeron que tenía que hospitalizarne para hacerme una serie de exámenes hasta un pinchazo en la columna para ver si podían encontrar al citomegalovirus que podría ser la causa de la neuropatía,una vez hospitalizado negativo toda pulmonía ,toda bacteria en sangre, pero me hicieron una colonoscopía y endodcopia y todo estaba bien,me tomaron biopsias y en la biopsia de la colonoscopia encontraron positivo al citomegalovirus en el intestino, raro? después de no encontrarlo en sangre ni en los ojos ni con el líquido que me sacaron de la espalda lo encuentran en el intestino,antes que tuvieran los resultados de la biopsia me habían dado de alta nuevamente el miércoles,y hoy me llamaron para decirme que tenía q hospitalizarme nuevamente que si no lo hacía podía morir,y yo sintiéndome de lo msd bien pese a la neuropatía y con cd4 tan bajos según la creencia oficial, ( también debo decir que el hospital tiene mis antecedentes de salud,saben lo de la reconstrucción lo del VIH y el citomegalovirus que según ellos me perforaron el intestino hacía varias años atrás pese a que me opere en una clínica privada pero tuve que decirle eso a mi ingectologa de este hospital,de repente pienso que es una mentira que tengo el citomegalovirus que solo lo inventan para encontrarle una causa a la neuropatía, asi que me encuentro hospitalizado sintiendome de lo más bien y con un hambre de dinosaurio,quiero puro comer ahora,me darán vanciclovir para eliminar al bicho y que en unos pocos días me dan el alta y sigo el tratamiento en la casa,no sé porque tengo la sensación de que el citomegalovirus no tiene nada que ver con la mejor dicho mononeuropatia que ellos mismos dicen que es rara y que probablemente esa causa es el citomegalovirus. Eso es lo que puedo responder a la página y Gracias por responder mis inquietudes,pero como me dijeron eso que tenía que ser sincero les dije lo que hice una ves de estar reconstruido volví a mi vida de antes con el alcoholismo y el tabaco. Gracias.

        Algo importante que se me fue decir,en los exámenes de deposición encontraron hemorragia oculta en las heces pero muy poco,resulta de después de la endoscopia y la colonoscopia el doctor se me hacerca y me dijo que no tenía hemorragia oculta porque no se encontró nada,yo no sé cómo interpretan los exámenes está gente, lamentablemente yo creo q con el efan de encontrarle algo a los que supuestamente tienen VIH, me dijeron que no tenía nada.

         

    • Hola Mike, para aclarar dudas no dejes de ver esto. el inventor de la herramienta de diagnostico (pcr) desbarata toda la teoria del supuesto vih como causa del sida. 
      https://odysee.com/$/embed/@JoseCalder%C3%B3n:9/Kary-Mullis-1997:8

      segunda parte https://odysee.com/@Awakening:7/KARY-MULLIS-EXPLICA-QUE-El-VIH-NO-c...

       

      Odysee
      Explore a whole universe of videos on Odysee from regular people just like you!
    • Hola Mike! Por si te sirve de algo, yo también tuve alguno de los síntomas que mencionas cuando empecé a enfermar:. También la comida me daba asco y me costaba no ya terminar un plato, sino siquiera empezar. Además tuve neuropatía, que no sé si es lo mismo que mononeuropatía, pereo imagino que sí. Las piernas me pesaban como si fueran de plomo y subir las escaleras era un suplicio. Mi opinión es , según mi experiencia, que tepongas un plazo y si ves que no mejoras vuelve a tomar los fármacos. Ya sé que queda feo decirlo aquí, y además yo tampoco creo en la existencia del HIV, pero morirse por razones teóricas o por no dar tu brazo a torcer no tiene sentido. No sé cuál ha sido tu trayectoria, pues apenas he tenido tiempo de mirar testimonios en este foro, pero mi posición es que aunque el HIV  es dudoso que exista, el SIDA sí es una realidad y, a veces, los fármacos funcionan cuando uno entra en barrena. Probablemente por algún efecto colateral relacionado con la inflamación, no lo sé. No pretendo asustarte, y, además, igual te recuperas de todo eso espontáneamente, pero si no fuera así no te empecines en no tomar nada.Mucha suerte y un abrazo

      • Hola, cómo te trataste la neuropatía?

        Te sigues medicando?.

        Grácias 

      • Hola y gracias por tus palabras, cómo estoy hospitalizado nuevamente y saben de mi rebeldía con los arvs al no tomarlos porque ya se dieron cuenta,todos los días en la mañana viene el médico para asegurarse decw me los tomo,pero los voy a dejar igual saliendo de acá 

  • Un saludo a todos. No sé si lo que voy a exponer se ajusta a los criterios de la página. Si no, lo siento. He descubierto esta página hace poco. Quisiera presentarme y relatar mi experiencia, por si le fuera útil a alguien.
    Tengo 68 años, nací en Canarias, donde actualmente resido tras vivir bastantes años en la península. He sido homosexual durante toda mi vida, aunque desde hace tiempo me he alejado por completo del ambiente y del estilo de vida gay. Este es un resumen de mi historia, que repito con más detalle más abajo para quien le interese:


    Soy seropositivo desde el año 85, es decir desde hace 38 años. Durante cinco o seis años tras el diagnóstico creí a pie juntillas en el relato oficial sobre el SIDA y el VIH. En algún momento accedí a información diferente y, tirando del hilo, comprendí que todo era un montaje. Durante 18 años me negué a medicarme. Supongo que, tal vez eso me salvó de ser tratado con AZT. De haberme medicado entonces, probablemente hoy no estaría escribiendo esto. A partir del año 97 pasé por un período de depresión y ansiedad extremas que duró varios años. A partir del año 2000 empecé a tener diversas infecciones oportunistas. En el año 2003 tuve un ingreso hospitalario a vida o muerte por PCP. Entonces accedí por primera vez a tomar fármacos, pues consideréque no tenía ya nada que perder. El caso es que conseguí recuperarme al cabo de unos meses y me he mantenido sano desde entonces. Solo interrumpí la medicación con Efavirenz y Abacavir durante un corto período de un año y medio, coincidiendo con la plandemia. Al final de ese período los análisis arrojaron un resultado de 250 CD4 y 200.000 copias de carga viral. Esto me asustó un poco, y accedí a reemprender la medicación. El Biktarvy, que mi médico me recomendó con insistencia, me sentaba muy mal. Tenía dolores articulares, lipodistrofia, estreñimiento extremo, picores en la cara y un estado de ánimo sombrío con pensamientos suicidas. Mi médico solo me creyó esto último. Le pedí que me cambiara a la medicación anterior a base Efavirenz y Abacavir, a lo cual accedió sin problema .Desde entonces me mantengo en ello y la verdad es que los síntomas mencionados desparecieron casi al momento. De esto hace unas tres semanas. Me gustaría abandonar por completo la medicación en el futuro, pero sin apoyo moral de nadie, la verdad es que por ahora no me siento preparado. Mi intención al escribir esto es, sobre todo, conocer personas con una experiencia de larga duración similar a la mía e intercambiar opiniones.


    Aquí va la historia completa:


    Soy seropositivo desde el año 85. Durante cinco o seis años tras el diagnóstico creí a pie juntillas en el relato oficial sobre el SIDA y el VIH. Vivía por entonces bajo la amenaza de que cada nuevo día tal vez fuera el último. Sin embargo, ni mi pareja ni yo mismo enfermábamos ni mostrábamos ningún síntoma. Un buen día encontré por causalidad un libro del Dr. Enrique Costa Vercher que, por
    primera vez, me hizo dudar de la versión oficial. Más adelante di con otro del Dr. Robert Root-Bernstein: “Rethinking AIDS”, que fue el que realmente precipitó mi despertar. La traca final fue asistir a una conferencia en Barcelona del Dr. Stefan Lanka, en que afirmaba que el VIH ni siquiera existía. A partir de entonces leí todo lo que cayó en mis manos en materia de literatura disidente, asistí a más charlas del Dr. Lanka, del Dr. Heinrich Kremer y otros, y llegué finalmente al convencimiento absoluto de que todo era una gran patraña.
    Durante 18 años me negué a medicarme. No lo hice ni siquiera en la época en que creía en la versión oficial, supongo que por desconfianza instintiva hacia el AZT o bajo la influencia de algún ángel de la guarda. Durante algo así como 15 años de esos 18 me mantuve perfectamente sano y sin síntomas de ningún tipo. Sin embargo, araíz de volver a Canarias en el 97, después de vivir 20 años en Barcelona, pasé por uno de los períodos más prolongados de ansiedad extrema y depresión de mi vida, y terminé enfermando de gravedad. Primero tuve tuberculosis, y casi sin solución de continuidad herpes zóster, candidiasis, neuropatía, acusada pérdida de peso, pérdida del gusto y, finalmente neumonía por PCP. Supongo que me dejo algo en el tintero, pues hace ya mucho tiempo de todo eso. Recuerdo lo que me costaba caminar. Tardaba a veces más de una hora en recorrer distancias cortas, me quedaba sinresuello y tenía que sentarme constantemente a descansar. A partir del diagnóstico de tuberculosis empecé a acudir al hospital para recibir tratamiento. Mi médico intentaba convencerme para que tomara antirretrovirales, pero yo me negaba. En un momento dado accedí a hacerme un análisis de CD4, que mostró unos 80 linfocitos T4 por mililitro. Finalmente, viendo que pasaba de una enfermedad a otra y que ningún remedio alternativo me estabilizaba - y probé muchísimos -, poco antes de la neumonía empecé a tomar antivirales. No recuerdo exactamente el nombre, solo que eran dos o tres pastillas al día, que no me produjeron ningún efecto secundario especialmente notable hasta donde me alcanza la memoria. Sin embargo, seguía muy débil y una noche, imposible de olvidar para mí, me subió la temperatura hasta extremos incontrolables. Tenía neumonía (PCP) y fui ingresado de urgencias en el hospital. Al parecer, según he sabido después, mi estado era tan grave, que mi médico comentó que era posible que no sobreviviera a la primera noche. Esto fue en septiembre del 2003. Mientras estuve en el hospital se interrumpió el tratamiento con antivirales y fue sustituido por Septrin intravenoso y otros fármacos. Recuerdo que me costaba conciliar el sueño a causa de los dolorosos pinchazos en el pie debidos a la neuropatía, y también que muchas noches terminaba bañado en sudor y levantándome a orinar cada cuarto de hora . Contra todo pronóstico, terminé recuperándome aunque estuve en el hospital bastante tiempo, ya no recuerdo cuánto.

    Me gustaría añadir, que en todo este tiempo mi médico se tomó mi caso casi como un asunto personal y por ello le estaré siempre agradecido. Lo digo porque tras la farsa de la Covid muchos hemos terminado demonizando a los médicos en bloque, ya que la mayoría han actuado como cómplices. También el mío. Sin pretender entrar ahora en ese debate, creo que la mayor parte de los médicos ha caído en la trampa que se les tendió, a base de adulación, sobornos e intimidación. El viejo método del palo y la zanahoria. Esto les ha convertido en cómplices involuntarios, pero una cosa no quita la otra.
    Una vez recuperado pasé a tomar Efavirenz y Abacavir desde finales de 2003 hasta principio de 2021. Lo cierto es que no sufrí grandes efectos colaterales, pudiendo hacer una vida perfectamente normal, más allá de la rutina de las dos pastillas. En marzo de 2020 pasó lo que todos sabemos y me vi de repente secuestrado durante tres meses en mi casa, y además completamente solo. Creo que las medidasrestrictivas de la era Covid fueron más llevaderas para las personas que creyeron en la versión oficial que para quienes le vimos el plumero al asunto desde el primer momento. Tengo amigos a los que les bastó el encierro para despertar de golpe, y otros que compraron la versión oficial de la Covid al principio, y fueron despertando a medida que las medidas se volvían más y más absurdas. En mi caso, nunca me engañaron, pues sabía que algo similar terminaría ocurriendo, si bien pensé que yo nunca lo llegaría a ver, ni tampoco imaginé que tomara la forma de una dictadura sanitaria.
    El caso es que el confinamiento y el ambiente de pesadilla orwelliana me dejaron bastante tocado. Temiendo un nuevo encierro contacté en internet por casualidad conuna pareja que había pasado por una experiencia parecida. Habían creado un canal de Youtube en el que subtitulaban vídeos sobre la plandemia. Ellos se habían trasladado a un pueblo diminuto del norte de España, en una zona montañosa, para no volver a pasar por lo mismo. Empecé colaborando con ellos subtitulando vídeos y terminé vendiendo mi casa y trasladándome a dicho pueblo. Permanecí allí durante un año y medio. Poco a poco fui dejando los antirretrovirales, hasta que los abandoné porcompleto. Estuve sin tomar nada durante más de un año. Lo hice porque durante ese período visitar un hospital se había convertido en un deporte de alto riesgo debido al afán por engrosar las listas de la Covid. También lo hice porque desde hace tiemposoñaba con recuperar mi autonomía y no permanecer enganchado a un hospital de por vida, si eso fuese posible. Además de que sé que ningún tratamiento deja de tener consecuencias a largo plazo...
    Durante el año y pico de abstinencia de fármacos no tuve ningún síntoma serio, pero sí algunos problemas de garganta y una candidiasis bucal. Hace cinco meses regresé a Canarias, desde donde escribo esto. Desde mi regreso ambas cosas desaparecieron, la candidiasis con el correspondiente tratamiento y los problemas de garganta no sé muy bien cómo, creo que probablemente estaban asociados a la candidiasis.
    El caso es que apenas llegué, recibí una llamada del hospital para acudir a consulta.
    Mi médico me pidió unos análisis que arrojaron un resultado de 250 CD4 y una carga viral de 200.000 copias. Durante casi veinte años esta había sido indetectable. Yo, conrazón o sin ella y en contra de la opinión de la mayor parte de los disidentes, sí pienso que la carga viral tiene relación con una bajada de la inmunidad. Pero no a causa de ningún virus, sino debido a que en muchos de los que hemos pasado por parecidas experiencias se instala un estado de emergencia crónico que produce destrucción celular continuada. Y, seguramente, los fármacos revierten de alguna forma ese estado, si bien a un precio muy alto. Al menos así es como lo veo, pero puedo estar equivocado.
    Sea como sea, el caso es que desde hace cuatro meses, es decir desde junio de 2022, he vuelto a tomar fármacos, en este caso Biktarby. Al principio la verdad es que no noté nada, pero a medida que pasaban las semanas empecé a notar una serie de cambios: dolores articulares de cadera y rodilla, rigidez articular, lipodistrofia y un persistente estreñimiento. Padezco de artrosis de cadera, pero esto iba mucho más allá. Además tenía un estado de ánimo más que sombrío, algo así como si me hubiera caído una nube negra encima. Cuando fui consciente de que todo ello, probablemente, se debía al fármaco empecé a fraccionar la pastilla de Biktarby, reduciendo la toma diaria a la mitad, con vistas a abandonarlo por completo en algún momento. La mejoría ha sido casi instantánea:siguen los dolores articulares, pero son bastante más tolerables. El estreñimiento ha desaparecido y la lipodistrofia en la cara ya no se nota tanto, (antes alguna gente se me quedaba mirando). También ha mejorado mi estado de ánimo muchísimo.
    Supongo que uno de estos días me llamarán del hospital para la consulta. No sé muy bien qué hacer, pues el último test se me hizo hace un par de días. Tengo ahora 305 células T4/ml y la carga viral ha descendido hasta menos de 30 copias. Con esos datos creo que podría engañar al médico y convencerle de que sigo fiel a la pauta marcada. Sin embargo, miento bastante mal, por lo cual tal vez fuera mejor decir la verdad desde el comienzo. Aparte de que el Biktarby es un producto carísimo, creo que cuesta unos 1000 €, que es el sueldo mensual de mucha gente en España. Lo cual me produce cierta sensación de culpa.


    Lo que viene a continuación lo escribo después de la última visita médica:


    Expliqué al médico que había fraccionado el Biktarvy. Me respondió que eso era muy peligroso, porque el virus se volvía resistente. No quise discutir, porque había otro médico en prácticas presente y no me apetecía convertir aquello en un sainete. Me dijo que hubiese sido mejor dejarlo de golpe, pero accedió a cambiarme la medicación por la de toda la vida. Sin embargo, no reconoció ninguno de lossíntomas que le conté como causados por el fármaco, salvo el estado de ánimodepresivo. Yo, en cambio, tengo claro que seis meses más con Biktarvy me hubieran dejado en silla de ruedas.
    Así pues, desde hace más o menos un mes he vuelto a tomar Abacavir y Efavirenz y,de momento, lo llevo bastante bien. Solo he notado que los sueños se vuelven más vívidos, pero tal vez sea sugestión.


    Observo que la mayor parte de los que escriben en esta página son bastante más jóvenes que yo, y casi siempre han pasado por tratamientos no demasiado largos. Me gustaría contactar con alguien que hubiera pasado por experiencias similares a la mía, aunque cualquiera será bien recibido.
    Suerte a todos..

    • En primer lugar agradecerte que hayas compartido con nosotros lo que ha sido tu vida tras haber sido etiquetado por los médicos como vih+ hace 37 o 38 años.

      Para mí personalmente, después de lo visto y aprendido en los más de 25 años dedicados a este tema, son muchas las reflexiones que me surgen, en referencia a aspectos como la mera supervivencia, eficacia o utilidad de los tratamientos, el trato con los médicos...que espero sean de ayuda y orientación para muchas otras personas etiquetadas como VIH+.

      Tu relato presenta algunos rasgos que son comunes a otros veteranos supervivientes, como es por ejemplo el hecho de que no hayas tomado el AZT (que no dejó prácticamente supervientes entre quienes lo tomaron o lo tomaron más de 2 o 3 años), o el mismo hecho de que hayas llevado a cabo cambios importantes en tu estilo de vida (alimentación, drogas, etc), que imagino que es a lo que tú te refieres cuando dices que abandonaste el ambiente y estilo de vida gay. Es muy interesante en este sentido el libro de Michael Callen Surviving AIDS, publicado a principios de los 90, donde analiza los rasgos de medio centenar de personas supervivientes (existe un pequeño resumen de estos rasgos en un el artículo https://superandoelsida3.ning.com/profiles/blogs/sobrevivir-al-sida...).

      Según tu narración te mantuviste sin medicación 18 años hasta que en el año 2003, a raíz de haber pasado una neumonía por PCP, volviste a ellos. Es interesante lo que apuntas de que esa neumonía vino precedida por una depresión y período de ansiedad que duró varios años, ante lo que cabe decir que está constatado por la medicina que el estrés continuado (intensa preocupación por algo), disminuye nuestra inmunidad al punto de hacernos enfermar, una de las razones es que en esas situaciones nuestro organismo elabora cantidades enormes de cortisol, que es la hormona natural de efectos similares a la cortisona. Al mismo tiempo en estas situaciones es fácil que las personas descuidemos cosas como la alimentación, descanso adecuado...todo lo cual nos vuelve susceptibles a la enfermedad.

      En cuanto a los arvs, a pesar de que sabemos que son tóxicos a la larga (menos desde luego que el AZT y similares pero tóxicos al fin y al cabo) y que carecen de estudios a doble ciego con placebo que demuestren que son mejores que no tomar nada, algunos somos muy prudentes a la hora de recomendar su abandono. Para dejar los arvs no sólo es preciso tenerlo muy claro (si uno piensa que va a enfermar por dejarlos es mejor que siga tomándolos hasta que pueda hacerlo sin miedo), sino también no dejarlos de cualquier forma (de ahí las recomendaciones contenidas en esos archivos situados en la parte inferior del texto que sirve de introducción a este foro).

      Una cosa que algunos recomendamos, basándonos en las observaciones de bastantes casos a lo largo de años (que muestran que se obtienen los mismos resultados sobre los cd4 y la llamada carga viral tomando la mitad de la dosis que tomando la dosis íntegra que recomienda el especialista), es tomar la mitad de la dosis. Para lo cual no es necesario decirle nada al especialista (nunca están de acuerdo y suelen amenazar con los males consabidos), pues al final, al no haber cambios en lo que llaman carga viral, no se va a enterar.

      Sobrevivir al sida: “Supervivientes de Sida de larga duración”, una referencia importante, (Manuel…
      Introducción Usamos la palabra “supervivientes” a falta de una expresión mejor para referirnos a las personas que llevan muchos años vivas y sanas d…
This reply was deleted.